ohA partir de la agonía y el caos, el cineasta chino Lou Ye ha creado algo misterioso, conmovedor e incluso profundo: una especie de película documental realista de múltiples capas, evidentemente inspirada en una situación cinematográfica de la vida real. Más allá de todo lo demás, la película medita sobre lo que significa estar “inacabado”. Muy pocos de nosotros dejaremos esta vida con una sensación de satisfacción de que todo se ha logrado, es completo y correcto. Ser mortal es sentir que las cosas han terminado sin terminar. Es posiblemente su mejor película desde el crudo drama de la Plaza de Tiananmen de 2006, Summer Palace, y está ambientada cerca de Wuhan, la ciudad donde se desarrolló su película Mystery de 2012 en un momento en que ese lugar era reconocido internacionalmente, si es que lo era, simplemente porque casi lo era. terriblemente vasto e impersonal.

Es 2019 y un director de cine y su equipo se reúnen en un estudio de producción y desempacan con entusiasmo una gran computadora de la década de 2000 que contiene los archivos de audio y video digitalizados de una película que tuvo que abandonar 10 años antes –sin siquiera tener un título– porque se negó. a ceder a las exigencias de sus productores de bajar el tono del contenido. Es la historia de la pasión de un hombre gay por otro hombre que está involucrado con otra persona. Obtener la película inacabada ahora es claramente el resultado final de una disputa legal. (Evidentemente, Lou tuvo acceso a imágenes genuinas de una producción real).

Te Puede Interesar:   Los veranos sin hielo en el Ártico serán posibles en la próxima década, dicen los científicos | Ártico

El director mira las imágenes y queda fascinado y un poco sorprendido (como nos sentiríamos todos al ver vídeos de hace 10 años) por lo jóvenes que parecen todos. Pero un nuevo plan lo impulsa (algo parecido a Boyhood, de Richard Linklater, tal vez, aunque nadie menciona esa comparación). ¿Por qué no reunir al elenco y crear un segundo acto, ambientado una década después, en el que tu héroe ahora está un poco agotado y trabaja como agente de bienes raíces? Este actor principal, ahora casado, con un hijo y necesitado de un trabajo más estable y rentable que éste, requiere cierta persuasión. Pero él acepta y el equipo se lanza con gran entusiasmo a este nuevo e ingenioso proyecto, en el que el estigma de estar inacabado será eliminado triunfalmente.

Te Puede Interesar:   Gané más trabajando en la basura que como enfermera veterinaria | Medicina Veterinaria

Luego el Covid-19 y el confinamiento brutalmente impuesto aplastan su trabajo, confinando a la mayor parte del equipo en su hotel. Increíblemente, su película volverá a quedar inacabada. Pero ahora su carácter incompleto alcanza una nueva dimensión trágica; su trabajo y sus vidas se ponen en pausa indefinida como todo el país (y el mundo entero) y casi con seguridad sufren daños permanentes. Están viviendo el gran Inacabado, la terrible perturbación de nuestras vidas, cuyo progreso constante siempre se ha supuesto.

Al principio, An Unfinished Film parece una comedia irónica y políticamente sofisticada sobre los medios chinos. A medida que la pandemia comienza a ser más que un simple rumor de pánico, se parece más a una película de apocalipsis zombie. A medida que llega el confinamiento y Lou utiliza cada vez más pantallas divididas y capturas de pantalla de teléfonos inteligentes, The Unfinished Film se siente como un drama íntimo y tenso. Luego, a medida que utiliza imágenes de Wuhan cada vez más genuinas (y aterradoras) de teléfonos inteligentes, se transforma en un apasionado documental tributo al trauma de toda una nación. Uno de los momentos más conmovedores llega cuando el actor principal tiene que hablar con su esposa profundamente asustada a través de una videollamada, con su bebé durmiendo a su lado, y la situación lo obliga a decirle que la ama como nunca antes lo había hecho. en parte por el miedo tácito a la muerte y en parte porque su separación creó una urgencia formalizada en su comunicación.

Te Puede Interesar:   Investigadores estudian la actividad cerebral de los cirujanos en busca de signos de sobrecarga cognitiva | Investigación médica

El director llega a sentir que dejar la película inacabada implica un nuevo tipo de rigor e integridad: una solidaridad con el truncamiento que todos han experimentado. Esta es una película totalmente única y muy importante sobre el Covid, la crisis que nos ha afectado a todos.

Una película inacabada proyectada en el Festival de Cannes

Deja un comentario