Según un nuevo estudio, proteger sólo el 1,2% de la superficie de la Tierra para la naturaleza sería suficiente para evitar la extinción de las especies más amenazadas del mundo.

Análisis publicado en la revista. Fronteras en la ciencia concluyó que la expansión selectiva de áreas protegidas en tierra sería suficiente para evitar la pérdida de miles de mamíferos, aves, anfibios y plantas que están más cerca de desaparecer.

Desde Argentina hasta Papúa Nueva Guinea, el equipo de investigadores identificó 16.825 sitios a los que se debería dar prioridad para la conservación durante los próximos cinco años para evitar extinciones inminentes de animales y plantas que no se encuentran en ningún otro lugar.

Eric Dinerstein, de la organización ambiental Resolve y autor principal del estudio, dijo que el equipo estaba tratando de identificar las especies más raras del mundo con hábitats limitados, usando el ejemplo del cactus peyote, cuya distribución restante puede limitarse a pequeñas partes del territorio chihuahuense. Desierto en América del Norte.

«La mayoría de las especies en la Tierra son raras, lo que significa que tienen rangos de distribución muy estrechos o se encuentran en densidades muy bajas, o ambas cosas», dijo.

Un cactus peyote en flor cuya distribución se limita a partes del desierto de Chihuahua en América del Norte. Fotografía: Martin Bond/Alamy

Este estudio se centra en cómo se pueden evitar las extinciones inminentes, en lugar de todo lo que sería necesario para restaurar la naturaleza en la Tierra. Los científicos dicen que se necesita más que ampliar las áreas protegidas para prevenir la destrucción de la biodiversidad y mantener ecosistemas cruciales para las sociedades humanas. En 2020, el los investigadores identificaron la mitad de la superficie terrestre de la Tierra que, si se protegiera, revertiría la pérdida de biodiversidad y aumentaría la eliminación natural de carbono.

Te Puede Interesar:   Detectives de hongos asesinos: dentro del laboratorio que podría estar luchando contra la próxima pandemia | Hongos

De los sitios identificados, que los autores llamaron “imperativos de conservación”, el 38% se encuentran dentro de una milla y media (2,5 km) de un área protegida existente, lo que indica que podrían ser posibles ganancias rápidas. Filipinas, Brasil, Indonesia, Madagascar y Colombia en conjunto albergan más de la mitad de los sitios.

Para 2022, los gobiernos se han comprometido a proteger el 30% del planeta para la naturaleza como parte de los objetivos de biodiversidad de la ONU, entre más de 20 que apuntan a detener la pérdida desenfrenada de la naturaleza en todo el mundo para fines de esta década. Según la ONU, El 16,6% de la superficie terrestre y de las aguas interiores del mundo están protegidasy muchos gobiernos están en el proceso de decidir dónde ampliar las áreas de conservación.

Te Puede Interesar:   Los exámenes de detección del cáncer de próstata, más baratos y rápidos, son igual de precisos "y podrían ayudar a más hombres" | Cáncer de próstata

Sin embargo, el estudio encontró que los gobiernos a menudo eran incapaces de salvaguardar las áreas de biodiversidad que necesitaban protección con mayor urgencia. Los autores estimaron que solo el 7% de los sitios en nuevas áreas protegidas entre 2018 y 2023 albergaban las especies más amenazadas.

Dinerstein dijo: “A pesar de las recientes conversaciones sobre la extinción, la crisis de la biodiversidad y lo que deberíamos hacer, solo el 7% de las nuevas áreas protegidas entre 2018 y 2023 se superpusieron con sitios imperativos de conservación.

“Es casi como si los países estuvieran usando un algoritmo de selección inversa y eligiendo lugares no raros para agregarlos a las áreas globales bajo protección. El atractivo de este documento es que tenemos que hacer un trabajo mucho mejor en los próximos cinco años y eso es posible”.

Perros salvajes africanos en peligro de extinción en el parque nacional South Luangwa, Zambia. La especie está amenazada por la fragmentación del hábitat. Fotografía: Biblioteca de imágenes de la naturaleza/Alamy

Proteger los sitios clave identificados costaría entre 29.000 y 46.000 millones de dólares en los próximos cinco años y cubriría 1,6 millones de kilómetros cuadrados (630.000 millas cuadradas), dijeron los investigadores. Esto podría lograrse mediante una combinación de compras de tierras, ampliación de los derechos y títulos de tierras indígenas y creación de áreas protegidas en tierras de propiedad gubernamental.

Te Puede Interesar:   En mi radar: los aspectos más destacados culturales de Carlo Rovelli | Cultura

El estudio comparó datos globales sobre mamíferos, aves, reptiles, anfibios y plantas con áreas protegidas existentes, utilizando análisis satelitales para identificar el hábitat restante de especies amenazadas. La mayoría de las áreas identificadas para protección urgente se encontraban en los trópicos, pero también se identificaron pastizales, bosques templados latifoliados y tundra.

El profesor Neil Burgess, científico jefe del Centro de Monitoreo de la Conservación Mundial del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, responsable de monitorear el progreso global en la expansión de las áreas protegidas, dijo que la investigación era una propuesta útil para una acción inmediata sobre las extinciones.

El documento, dijo Burgess, era un recordatorio importante “de que lograr una cobertura del 30% de áreas protegidas y conservadas por sí solas no es suficiente, y que es la ubicación, la calidad y la eficacia de estas áreas protegidas y conservadas las que determinarán si desempeñan su papel”. para contribuir a detener la pérdida de biodiversidad”.

Encuentre más cobertura sobre la edad de extinción aquí y siga a los reporteros de biodiversidad Phoebe Weston Es Patricio Greenfield en X para conocer las últimas noticias y funciones

Deja un comentario