Kevin Mitnick, fundador de la empresa de ciberseguridad KnowBe4 y considerado uno de los cibercriminales más célebres de los años noventa, falleció el pasado domingo a la edad de 59 años en la localidad estadounidense de Pittsbusgh, según ha informado ‘The New York Times’. La muerte ha sido confirmada por la portavoz de la compañía creada por el propio difunto, que ha señalado que el fallecimiento se produjo a causa del cáncer de páncreas que padecía.

«Kevin siempre seguirá siendo el ‘hacker más famoso del mundo’ y fue reconocido por su inteligencia, sentido del humor y extraordinaria destreza con la tecnología, superado solamente por su talento como el ‘ingeniero social’ original. Lo que es más importante es que Kevin fue un esposo amoroso y leal a su esposa Kimberley, quien estuvo a su lado de manera diligente durante su batalla contra el cáncer. Kimberley espera la llegada del primer hijo de la pareja a fines de este año», han afirmado desde la compañía en un comunicado.

Te Puede Interesar:   ¿Un 'emoji' con el pulgar arriba en lugar de una firma? Un juez lo ve válido para sellar un contrato

Considerado uno de los ciberdelincuentes más célebres de la década de los noventa, Mitnick comenzó a ser famoso a raíz del robo de miles de archivos de datos y números de tarjetas de crédito de usuarios de Estados Unidos. En concreto, consiguió hacerse con 20.000 números de tarjetas bancarias; algunas pertenecientes a grandes ejecutivos de Silicon Valley

Gracias al robo de esta información, causó millones de dólares en daños a las operaciones informáticas corporativas. Además, consiguió robar software utilizado para mantener la privacidad de las llamadas inalámbricas y manejar la información de facturación.

Para acceder a diferentes sistemas informáticos gubernamentales, corporativos y universitarios utilizó técnicas de ingeniería social, es decir, engañaba a los usuarios para que dejasen sus datos al descubierto sin darse cuenta. Una técnica que, en la actualidad, sigue siendo ampliamente utilizada por los cibercriminales. Tanto a la hora de atacar a internautas como a grandes empresas o instituciones públicas.

Te Puede Interesar:   El aviso de la Policía sobre el aumento de timos de 'vishing'

Gracias a su actividad, Mitnick pasó a ser conocido como el ciberdelincuente «más buscado del mundo», tal y como ha recordado ‘The New York Times’. Precisamente, este periódico sufrió las consecuencias de la detención de Mitnick, que tuvo lugar en 1998, por estas acciones, debido a que un grupo de criminales atacó la web del diario durante varias horas como muestra de apoyo.

Este se declaró culpable de fraude informático y fue sentenciado a 46 meses de prisión, no obstante, en sus memorias cuestionó muchas de las acusaciones formuladas en su contra. Informa Europa Press que, en un encuentro que tuvo lugar hace más de una década en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, el condenado reconoció que lo que hizo «era inmoral, estaba mal y afectó negativamente a muchas empresas».

Te Puede Interesar:   Meta anuncia el lanzamiento de su propia IA para competir con OpenAI y Google

Tras cumplir cinco años de prisión por diferentes delitos informáticos, el ciberdelincuente se reformó y se convirtió en consultor de seguridad informática, con la fundación de su propia empresa dedicada a este área, Mitnick Security Consulting.

Fuente original

Deja un comentario