El ministro de Educación, Luis Ramírez, dio varias vueltas esta mañana, en su discurso, y habló sobre semillas, Fórmula 1, combustible y Ferraris, para defender el programa oficial de alimentación escolar del Gobierno, “Hambre cero”. Alabando al presidente Santiago Peña, aseguró que plan es la mejor solución, pero no brindó ni un solo dato sobre...

El ministro de Educación, Luis Ramírez, dio varias vueltas esta mañana, en su discurso, y habló sobre semillas, Fórmula 1, combustible y Ferraris, para defender el programa oficial de alimentación escolar del Gobierno, “Hambre cero”. Alabando al presidente Santiago Peña, aseguró que plan es la mejor solución, pero no brindó ni un solo dato sobre la realidad educativa y de los estudiantes en las escuelas públicas.

“Cuando iba al campo, había (una fruta) que no crecía, se le ponía abono, se le cuidaba, pero no surgía. Entonces pregunté a alguien que sabía más de campo y me dijo que ese no va a crecer, su semilla es mala” (sic), dijo Ramírez.
Luego, el ministro agregó: “señor Presidente de la República, la semilla que estamos plantando hoy es la mejor semilla que se puede plantar para que la educación paraguaya surja, para que pegue el salto que tanto todos queremos”.

Te Puede Interesar:   Balean camioneta en la Costanera de Asunción

Ministro de Educación comparó a niños con máquinas de Fórmula 1

No obstante, el ministro “aclaró” que hay una “gran diferencia” entre la máquina y el ser humano.

MEC: la triste realidad que “olvidó” Ramírez

Según datos de la microplanificación de directores de escuelas, divulgados por el Observatorio Educativo Ciudadano, para este año lectivo 2024 se solicitaron 987 tablones para comedores, 400 cocinas, 389 congeladores para guardar alimentos y 4.123 equipamientos para cocinas – comedores. Todo esto necesario para que los niños tengan un espacio donde recibir la alimentación escolar en sus escuelas.
Además, 2.640 instituciones educativas carecen de espacios para comedores.

Te Puede Interesar:   Visita de funcionarios del Ministerio de Salud al Hospital de Barrio Obrero