Millones de mosquitos están siendo liberados desde helicópteros en Hawái en un último intento por salvar aves raras en peligro de extinción.

Las enredaderas endémicas y de colores brillantes del archipiélago están muriendo a causa de la malaria transmitida por mosquitos introducidos por primera vez por barcos europeos y estadounidenses en el siglo XIX. Debido a que evolucionaron sin inmunidad a la enfermedad, las aves pueden morir con un solo mordisco.

Treinta y tres especies de vid se han extinguido y muchas de las 17 que quedan están muy amenazadas, y se teme que algunas puedan extinguirse en un año si no se toman medidas. Ahora los conservacionistas intentan salvarlos urgentemente con una estrategia inusual: liberar más mosquitos.

Cada semana se estrella un helicóptero 250.000 mosquitos machos con una bacteria natural que actúa como anticonceptivo en las islas del remoto archipiélago. Ya se han liberado 10 millones.

“Lo único más trágico es si (las aves) se extinguieran y no lo intentáramos. No puedes evitar intentarlo”. dijo Chris Warrencoordinador del programa de aves forestales del Parque Nacional Haleakalā en la isla de Maui.

Te Puede Interesar:   Según los informes, un hombre 'hipervacunado' recibió 217 inyecciones de Covid sin efectos secundarios | Vacunas e inmunización

La población de una enredadera, la enredadera Kaua'i o akikikiha disminuido de 450 en 2018 a cinco en 2023, y solo queda un ave en estado salvaje en la isla de Kaua'i, según el servicio de parques nacionales.

Las enredaderas tienen un canto similar al de los canarios y una diversidad increíble: cada especie ha evolucionado con formas de pico especiales, adaptados a comer diferentes alimentos, desde caracoles hasta frutas y néctar. Son una parte importante del ecosistema, ya que ayudan a polinizar plantas y comer insectos.

Mosquitos domésticos del sur (Culex quinquefasciatus) son responsables de la transmisión de la malaria aviar a las vides en las islas hawaianas. Fotografía: Cortesía de NPS

Debido a que las aves de Hawaii no coevolucionaron con la malaria aviar, tienen muy poca respuesta inmune a ella: la enredadera roja ('i'iwi), por ejemplo, tienes un 90% de posibilidades de morir si te pica un mosquito infectado.

Te Puede Interesar:   Exposición de la Royal Society revive el debate del siglo XVIII sobre la forma de la Tierra | Ciencia

Las aves restantes generalmente viven en altitudes elevadas, por encima de 1.200 a 1.500 metros (4.000 a 5.000 pies), donde los mosquitos con el parásito de la malaria aviar no viven porque hace demasiado frío. Sin embargo, a medida que el clima se calienta, los mosquitos se desplazan a zonas más altas.

Los investigadores están utilizando el técnica de insectos no coincidente (IIT), que consiste en liberar a los mosquitos machos con una bacteria natural que impide que eclosionen los huevos de las hembras silvestres con las que se aparean.

Los mosquitos hembra se aparean sólo una vez y la idea es que con el tiempo esto reducirá la población general. La bacteria Wolbachia vive naturalmente en la mayoría de los insectos, que solo pueden producir descendencia viable con parejas que tengan la misma cepa de Wolbachia.

Te Puede Interesar:   Es probable que pronto el cannabis se clasifique legalmente como medicamento. Pero ¿medicamentos para qué? | Canabis

La técnica ha sido utilizado con éxito para reducir las poblaciones de mosquitos en China y México, y los programas continúan en California y Florida. La eficacia de este programa debería quedar clara en el verano, cuando las poblaciones de mosquitos suelen aumentar.

El proyecto está liderado por una coalición de grupos que incluye al Servicio de Parques Nacionales de EE. UU., el estado de Hawaii y el Proyecto de Recuperación de Aves del Bosque de Maui, que opera bajo el lema Pájaros, no mosquitos.

Dr. Nigel Beebe, de la Universidad de Queensland, investigado cómo funciona la técnica IIT en otras especies de mosquitos. “Es mucho mejor que usar pesticidas que tienen grandes efectos no deseados. Especialmente para cosas como la conservación de especies críticas”, dijo.

Añadió, sin embargo, que eliminar los mosquitos a largo plazo era un desafío, especialmente para los países del continente. «La erradicación puede ser difícil a menos que se pueda evitar la migración de regreso al paisaje», afirmó. «Las islas son ideales para esto».

Deja un comentario