Ariel Ortega es sin duda uno de los jugadores más emblemáticos y uno de los grandes ídolos de la historia de River Plate. Formado en las inferiores del club y figura de muchísimos títulos, el Burrito es una bandera del Milllonario. Sin embargo, el jujeño reconoció que pudo haber jugado en Racing.
En charla con el youtuber Ezzequiel, Ortega confesó que en algún momento de su carrera pudo haber vestido la camiseta de la Academia. Más allá del ruido que generó esto, lo cierto es que el Burrito ya había contado de su posible llegada a Avellaneda en una entrevista con Líbero, de TyC Sports: «Estuve a punto de jugar en Racing. No sé qué pasó. Cuando yo termino todo el tema con Turquía, Fernando Marín estaba de presidente y tenía buena relación con Grondona, así que nos cita en una estación de servicio de Avellaneda. Yo el día anterior ya me había reunido con él y habíamos arreglado todo, así que fuimos a hablar con Julio”, expresó en aquella oportunidad.
El Burrito aseguró que estuvo realmente cerca de sumarse a Racing allá por 2003, cuando tuvo que forzar su salida después de ser sancionado por cuatro meses por no presentarse a entrenar en el Fenerbahce después de unos partidos con la Selección argentina. No obstante, el pase se cayó de la noche a la mañana: «Salí de ahí como jugador de Racing. Llego a mi casa, recibo un llamado de Marín y me dice ´no se puede’. No hablé nunca más, no me dio más explicaciones. No sé lo que pasó”, afirmó.

Te Puede Interesar:   Riley Keough es nieta de Elvis Presley y lo que no sabías de la protagonista Daisy Jones and the Six | Serie de Amazon Prime Video nnda nnlt | DEPOR-PLAY

Ortega con la camiseta de Newell’s.

Al caerse su llegada a la Academia y ser suspendido en Turquía, Ortega aseguró que se había cansado de las batallas legales con el club turco y quiso largar todo a sus 30 años. Sin embargo, el Tolo Gallego lo llamó para sumarse a Newell’s en 2004: «Me llamó el Tolo Gallego para jugar en Newell´s. Le dije que sí, porque lo amo y fue una persona muy importante en mi vida. Me arreglaron el tema y fui a Rosario. Fue una experiencia hermosa y salimos campeones», recordó con una sonrisa.
 
Con la Lepra rosarina, el Burrito levantó el Apertura 2004, torneo en el que le marcó un gol a River. En total, el jujeño le metió tres goles al club del cual es hincha, entre los que se recuerda uno por el Apertura 2005 en el que festejó haciendo un polémico gesto con sus manos hacia los dirigentes del Millonario, que negociaban su regreso: «Si me quieren, pongan la plata», explicó después.
 
 

Te Puede Interesar:   Las 5 ciudades más tranquilas del planeta, según Travelbag

Deja un comentario

error: Alert: Content selection is disabled!!