Descubre la estrategia de marketing detrás de la disposición de los productos en el supermercado y cuál es la zona más perjudicial para la salud. No te pierdas esta investigación sobre los estantes cercanos a las cajas y su impacto en nuestra alimentación.
La disposición de los productos en el supermercado tiene poco y nada de casual, sino que responde a una estrategia de marketing. Todos los elementos que podemos encontrar en estas superficies se hallan en su sitio respondiendo a numerosos estudios previos relacionados con la psicología y la predisposición a comprarlos.
Pero, ¿cuál es la zona del supermercado más perjudicial para la salud?Cada una de las tiendas tiene sus propias ideas, que derivan de las conclusiones a las que han llegado con sus varios  informes. Podemos ver cómo en Carrefour las frutas están a mitad del salón, mientras que en Mercadona optan por colocarlas en la entrada.

Te Puede Interesar:   "Las mujeres a mi edad pueden verse bien": Martha Stewart habla de su portada en Sports Illustrated Swimsuit

La zona del supermercado más perjudicial para la salud

Ya conscientes de esta mecánica, es importante pensar muy bien en qué zona del supermercado vas a darte algún capricho. Probablemente hacerlo entre los artículos equivocados lleve a que aumentes de peso o que te alimentes de forma poco sana.

Una investigación reciente, publicada en la revista Current Developments in Nutrition, desvela que no hay lugar de mayor riesgo para nuestra salud dentro de los supermercados que los estantes cercanos a las cajas. Si estás pensando en adquirir algún producto saludable, no estará allí.

Jennifer Falbe, profesora asociada de nutrición y desarrollo humano en la Universidad de California y autora de estas pruebas, argumentó que «la presencia de tanta comida basura en el pasillo de las cajas es calculada» porque sólo por ahí pasan todos.

Te Puede Interesar:   Adele quiere que dejen de arrojar cosas durante los conciertos

La profesional explica que «la caja es como una propiedad frente al mar» por lo atractiva que es a los ojos. Sumado a eso, «muchas estanterías de la caja están a la altura de los ojos de los pequeños, lo que puede contribuir a que éstos pidan productos en la caja».

¿Por qué esa ubicación para ciertos alimentos y bebidas?

Pero lo más curioso no es a qué responde su localización en términos puramente geográficos sino en cuanto a organización interna. Los supermercados no obtienen porcentajes altos de sus ingresos por la venta de esos artículos, sino que grandes cadenas globales les pagan específicamente para que los pongan allí porque saben que serían muy difíciles de vender en otras partes del súper.

Te Puede Interesar:   ¿Cómo saber si tengo una relación tóxica con el dinero?

Entre los productos más comunes con los que vamos a toparnos en la zona de la caja están los caramelos, los chicles, algunas bebidas azucaradas y aperitivos salados, y los dulces. Rara vez aparecen opciones más nutritivas, como agua o frutos secos.

Deja un comentario