El presidente Joe Biden lamentó “otro tiroteo masivo trágico y sin sentido” en la localidad de Lewiston donde otras 13 personas resultaron heridas, tres de ellas en estado crítico, en el tiroteo más mortífero este año en el país.

Una vasta área de la ciudad permanece bloqueada mientras se realiza la búsqueda del tirador y las autoridades levantaron barricadas en medio de la orden de cierre de escuelas y negocios, al tiempo recomendaron a los residentes permanecer en sus casas.

La gobernadora del estado de Maine, Janet Mills, dijo que el sospechoso se considera “armado y peligroso, y la policía advierte a la gente de Maine que no deben acercársele bajo ninguna circunstancia”.

“Este ataque golpea en el corazón mismo de lo que somos y de los valores que apreciamos”, agregó Mills en una rueda de prensa. “Es un día oscuro para Maine”.

La policía identificó al atacante como Robert Card, de 40 años, y difundió su fotografía con barba, vestido con una chaqueta marrón, pantalones azules y zapatos marrones, armado de un rifle semiautomático en la bolera.

La noche del jueves, la policía rodeó la casa del padre de Card en cercanías de Bowdoin.

Te Puede Interesar:   Netanyahu formalizará la oposición de Israel a Estado palestino.

Uno de sus antiguos vecinos, Dave Letarte, dijo “quedar atónito” con las noticias sobre el tiroteo. “Nunca hubiera esperado eso de él”, dijo el hombre a la AFP al referirse al más jóven de los Card.

El administrador del restaurante Schemengees Bar & Grille, Joseph Walker, es una de las víctimas mortales, según el testimonio que dio su padre, Leroy Walker, a la cadena NBC.

Dijo que su familia está “sufriendo y muriendo en una pesadilla que no entendemos”. “Hemos estado despiertos toda la noche. No sabíamos a dónde ir, a quién dirigirnos”, añadió.

– Cacería humana –

Cientos de policías en atuendo camuflado de estilo militar, así como agentes del FBI (policía federal), copan el área de búsqueda en “un enfoque de todos contra uno”, según el jefe de la policía de Lewiston David St. Pierre.

“Continuamos trabajando sin descanso en llevar esta situación a término”, dijo St. Pierre a periodistas, con el objetivo de “localizar y hacer que esta persona rinda cuentas”.

Según el responsable de la seguridad pública de Maine, Mike Sauschuck, durante la búsqueda la policía halló una camioneta blanca abandonada a una decena de kilómetros de Lewiston.

Te Puede Interesar:   53 personas mueren en enfrentamientos tribales en Papúa Nueva Guinea.

Biden se comunicó con la gobernadora de Maine para ofrecer apoyo federal y ordenó colocar la bandera nacional a media asta en todos los edificios estatales.

“Nuestra nación está de duelo nuevamente”, lamentó el presidente en un comunicado, llamando de nuevo al Congreso a “prohibir las armas de asalto”.

– Tiroteos masivos a diario –

Autoridades y rescatistas dijeron haber llegado a la bolera Sparetime Recreation a las 19H15 locales el miércoles y luego recibieron reportes de otro tiroteo en el área, en el restaurante Schemengees Bar Bar & Grille.

Varios medios mencionaron también un tiroteo en un centro de logística de un supermercado Wallmart, pero las autoridades no lo han confirmado.

“Me tiré encima de mi hija, y mi madre encima mío”, dijo Riley Dumont, y explicó cómo su padre, un policía retirado, volcó una mesa para proteger a niños de la balacera.

Esta nueva matanza, una de las más mortíferas desde la de Las Vegas en 2017, se añade a la larga lista de tiroteos que enlutan regularmente Estados Unidos, donde las armas pululan y son fáciles de adquirir.

En 2023, el país registra al menos 565 tiroteos masivos, de acuerdo con la organización no gubernamental Archivo de Violencia por Armas, que define como tiroteo masivo el que deja al menos cuatro o más personas heridas o muertas.

Te Puede Interesar:   Argentina confirma el primer caso de encefalitis equina en humanos

Excluyendo los suicidios, más de 15.000 personas han muerto a causa de la violencia armada desde principios de año en el país, y el ataque del miércoles es el más mortífero registrado durante el período, según la misma oenegé.

– “Una locura” –

“Nunca habíamos vivido algo así”, declaró a la televisión local Cynthia Hunter, que vive en Lewiston desde 2012.

“Estoy horrorizado por lo que pasó en Lewiston esta noche”, dijo el representante de Maine, Jared Golden, en un comunicado.

Stephen King, conocido escritor que ha ambientado varias de sus noveles en Maine, denunció este jueves la ausencia de reglamentaciones sobre las armas de fuego.

“Es una locura en nombre de la libertad”, señaló en X, antes Twitter, donde también indicó que vive “a menos de 80 km” de Lewiston.

Los esfuerzos por endurecer el control de armas han chocado durante años con la oposición de los republicanos, defensores acérrimos del derecho constitucional a portar armas.

Deja un comentario