Al menos 53 personas murieron a tiros durante una emboscada ocurrida en la remota provincia de Enga, situada en la región montañosa de Highlands, en el centro de Papúa Nueva Guinea y escenario de frecuentes enfrentamientos tribales, indicaron este lunes fuentes oficiales.

El superintendente en funciones de la Policía de Papúa Nueva Guinea, George Kakas, dijo este lunes a la cadena pública australiana ABC que el suceso, ocurrido el domingo, sería «la mayor matanza que se ha visto en Enga, quizá también en toda Highlands, en Papúa Nueva Guinea».

El alto mando policial indicó que la muerte del más de medio centenar de hombres ocurrió cuando una tribu emboscó la mañana del domingo a otra tribu rival que, junto a sus aliados y un número indeterminado de mercenarios, se dirigía a atacarlos.

Los protagonistas de este sangriento enfrentamiento en las praderas del distrito de Wapenamanda (Enga) utilizaron armas de fuego, cuchillos y otras de tipo casero, según publicó la víspera el diario papúa Post Courier.

El medio papú también publicó algunas imágenes que circularon en las redes sociales tras la masacre que mostraban varios cuerpos desperdigados al lado de una carretera sin asfaltar o apilados sobre los camiones de la Policía.

Te Puede Interesar:   Noboa pide convocar una sesión del Consejo de Seguridad de Ecuador para recibir informes - Mundo

«Empezamos a recoger cadáveres, esparcidos por todo el campo de batalla, las carreteras, la orilla del río… y fueron cargados en camiones de la policía y llevados al hospital», explicó Kakas a la ABC, al agregar que cree que la cifra de fallecidos podría rondar los 65.

Los enfrentamientos tribales en Enga- en la que estarían implicadas unas 17 tribus- se agravaron en 2022 durante las pasadas elecciones.

En septiembre del año pasado se produjo otra serie de incidentes violentos después de que una tribu fuera acusada de matar a un hombre, lo que obligó a las autoridades a restringir el movimiento de los pobladores.

Papúa Nueva Guinea, una nación rica en recursos que tiene a una gran parte de sus doce millones de habitantes en situación de extrema pobreza, está aislada por los problemas de conexión e infraestructura, especialmente en áreas remotas donde la seguridad y servicios básicos de salud y educación escasean.

Te Puede Interesar:   Netanyahu formalizará la oposición de Israel a Estado palestino.

Independizada de Australia en 1975, este país -cuyo Gobierno firmó en diciembre un acuerdo de seguridad con Camberra que incluye ayudas financieras para modernizar sus fuerzas policiales- también tiene una larga historia de intrigas políticas, corrupción y conflictos internos.

La noticia llega en un momento en el que las tensiones se agravan en esta región, poniendo en peligro la vida de numerosos pobladores y generando un clima de inseguridad constante.

La emboscada del domingo no solo significa una tragedia para las familias afectadas, sino que también representa un desafío para las autoridades de Papúa Nueva Guinea, que deben lidiar con la frecuencia y la gravedad de los enfrentamientos tribales en la región de Highlands.

El papel de las fuerzas policiales será crucial para lograr la contención de la violencia y restablecer la paz en Enga, así como en otras zonas del país que también se ven afectadas por estos conflictos. La comunidad internacional también debe prestar atención a esta situación y brindar el apoyo necesario para garantizar la seguridad y el bienestar de la población de Papúa Nueva Guinea.

Te Puede Interesar:   Tatuajes con cenizas, una opción para recordar fallecidos.

Es evidente que se requiere una respuesta urgente y coordinada por parte de las autoridades locales, nacionales e internacionales para abordar las causas subyacentes de los enfrentamientos tribales y trabajar en la prevención de futuros episodios de violencia.

Además, es fundamental mejorar las condiciones de vida en las regiones remotas del país, garantizando el acceso a servicios básicos, oportunidades de empleo y la promoción de la convivencia pacífica entre las distintas comunidades.

La tragedia en Enga no solo nos recuerda la fragilidad de la paz y la seguridad en Papúa Nueva Guinea, sino que también nos insta a reflexionar sobre la importancia de abordar las causas estructurales de los conflictos y trabajar en la construcción de una sociedad más justa y pacífica para todos sus habitantes.

Esperamos que las autoridades de Papúa Nueva Guinea tomen medidas concretas para abordar esta situación y que la comunidad internacional brinde el apoyo necesario para hacer frente a los desafíos que enfrenta el país en materia de seguridad y convivencia pacífica.

1 comentario en «53 personas mueren en enfrentamientos tribales en Papúa Nueva Guinea.»

  1. Thank you for your sharing. I am worried that I lack creative ideas. It is your article that makes me full of hope. Thank you. But, I have a question, can you help me?

Deja un comentario